26 septiembre, 2021

TU SINDICATO DE CABECERA 2.0

info@sindicato-progresa.com Tels. 911 474 574 – 685 049 357

DATOS DE DESEMPLEO DEL CUARTO TRIMESTRE DE 2016

No nos engañemos, es el descenso de la actividad lo que permite una importante caída del desempleo a pesar del escaso crecimiento de la ocupación, por tanto y en cristiano no cae el desempleo por los nuevos puestos de trabajo que deberían de haberse creado, sino por los jubilados, las personas que se marchan al extranjero et. Esto si es verdad que ha producido una bajada de la tasa de paro al 14,4% .

La Encuesta de Población Activa (EPA, elaborada por el INE) del cuarto trimestre de 2016 refleja un descenso interanual de la actividad y un ligero aumento de la población ocupada, lo que tiene como consecuencia una significativa disminución del desempleo.

En Madrid, el número de madrileños laboralmente activos han disminuido un 2,1% en los últimos doce meses, mientras que el de ocupados (los que realmente han encontrado un trabajo) ha crecido solo un 0,2%, ocho décimas menos que en el trimestre anterior, por tanto no podemos decir que la bajada del paro sea un dato que no nos alegra, pero las realidades de los números son relativas como siempre y un 0,2% no es un número que colme lo que nos quieren hacer ver como recuperación económica y laboral.

Si es cierto que el descenso interanual del número de activos en la Ciudad es mayor que el registrado en el conjunto de España (-0,6%) y en la Comunidad de Madrid (-1,7%). Por su parte, el número de parados en la Ciudad ha retrocedido un 14,0%, 4,9 puntos más que tres meses antes.

La disminución de paro es mayor en la ciudad de Madrid que la registrada en el conjunto de la región (-13,1%) y en el de España (-11,3%).

Para que se pueda apreciar mas lo que decimos es mejor ver un ejemplo numérico. En relación con el trimestre anterior, la población activa ha disminuido en 4.200 personas (-0,3%) y los ocupados han aumentado en otros 4.200 (0,3%), por lo que los parados disminuyen en 8.400 (3,6%).

La tasa de actividad se sitúa en el 60,2% de la población mayor de 16 años, 1,9 puntos por debajo de hace un año. Pero si la de los hombres disminuye en 0,2 puntos en el último año, bajando al 66,3%, la de las mujeres lo hace en 3,5, hasta el 54,8%. Por su parte, la tasa de paro retrocede en dos puntos respecto de hace un año, hasta el 14,4%, situándose dos décimas por debajo del conjunto regional y 4,2 puntos del total nacional.

Todo lo arriba referenciado hace que sea la tasa de paro más baja desde la registrada en el segundo trimestre de 2011.

En el último año el descenso interanual del paro ha afectado en menor medida a los hombres, entre los que ha retrocedido un 13,1%, que a las mujeres, que lo han hecho un 15,0%. La tasa de paro masculina ha quedado situada en el 14,8%, 2,5 puntos por debajo de la hace un año, mientras que la de las mujeres en el 14,0%, 1,5 puntos también por debajo.

Por lo que se refiere a la ocupación según sector de actividad, los trabajadores en Industria disminuyeron en el último año un 1,5%, lo que supone una variación 16,5 puntos por debajo del trimestre anterior. Por su parte, los empleados en Construcción crecieron un 18,9%, mientras que en el trimestre anterior habían registrado un importante descenso. En cuanto al sector Servicios, el empleo disminuye un 0,4% respecto de hace un año, frente al aumento del 3,1% del trimestre anterior, con lo que en estos momentos representa el 89,4% del total, medio punto menos que hace un año.

Otro dato que en un principio es excelente que es que el número de empresarios ha crecido un 8,5% en los doce últimos meses, 8,1 puntos más de lo que lo hizo en el trimestre pasado, se estropea al unirle el segundo dato, que es que el dato de asalariados ha descendido un 1,1%, una disminución dos puntos mayor que la del trimestre anterior. ¿Cómo es posible que aumentando los empresarios hayan decrecido los asalariados?. Este dato marca la realidad del mercado laboral.

Dentro de estos últimos, los asalariados del sector público aumentan un 1,1% mientras que los del privado disminuyen un 1,6%.

Por lo que respecta a la situación de los asalariados según tipo de contrato, otro dato nefasto, los contratos de duración indefinida se han reducido en el último año un 1,8%, mientras que los temporales se han elevado un 2,0%.

PROGRESA sigue pidiendo al gobierno y a los empresarios que modifiquen sus pretensiones, que den la vuelta al mercado laboral y no haya nada más que un tipo de contrato, e indefinido, si los ciudadanos no sienten seguridad ni se producirá gasto ni ahorro y si esto no se produce es difícil que haya un aumento en las ventas que proporcionen ganancias a las empresas, que a la vez tengan necesidad de contratar más personal, ecuación fácil y de todos sabida y parece ser que difícil de aplicar.

En resumen, la EPA del cuarto trimestre de 2016 a pesar de reflejar una tasa de paro tan baja, esta sobre todo es debida a un significativo descenso interanual de la población activa y solo un ligero aumento de la ocupada. ¡Queremos pero no podemos!